Zero waste: un estilo de vida

¿Alguna vez has observado con conciencia las veces que tu contenedor de basura se llena? ¿Sabías que en promedio una persona en la Ciudad de México produce 1.3 Kilos de basura al día? Puede ser que creas que es normal y que incluso no haya opciones para hacer que ese contenedor se llene con menos frecuencia o incluso nunca.

¿Qué es el zero waste?

Zero waste o Cero Residuo es un estilo de vida que busca disminuir el impacto ambiental reduciendo al máximo los residuos que los humanos generamos ayudando a la conservación del medio ambiente. En el 2009 el movimiento zero waste comenzó a viralizarse cuando Bea Johnson escribía en su blog “Zero Waste Home”, después escribió un libro que es una guía práctica para llevar este estilo de vida que deja atrás el materialismo y se inclina al minimalismo. 

De entre los residuos también se toman en cuenta los orgánicos, que terminan en rellenos “sanitarios”, los tóxicos llegan a mantos acuíferos y en su proceso de descomposición desprenden metano, haciendo el efecto invernadero. Evitar que estos desperdicios lleguen a vertederos también es parte del zero waste.

5 Rs del zero waste en estricto orden

  • Rechazar = Decirle no a todo lo que no necesitamos
  • Reducir = Disminuye lo que consumes
  • Reusar = Vuelve a usar lo que ya tienes
  • Reciclar = Recicla adecuadamente los productos que no se puedan rechazar, reducir ni reutilizar
  • Reincorpora = Aprovecha los residuos orgánicos para hacer una composta casera.

14 acciones que puedes tomar

  • Dile no a los popotes, vasos y empaques desechables, facturas, tikets, volantes
  • Lleva contigo popotes, vasos y cubiertos reutilizables
  • Ten listo tu termo para el café o para el agua
  • Usa bolsas de tela
  • Compra productos a granel utilizando frascos de vidrio o de plástico que ya tengas
  • Compra un cepillo de dientes de material orgánico como de bambú
  • Utiliza toallas sanitarias reutilizables
  • Usa copa menstrual
  • Haz composta y utilízala para alimentar tu jardín
  • Aprovecha la ropa vieja para hacer trapos para limpiar
  • Regala, dona o vende la ropa que ya no quieras, también puedes comprar ropa en lugares de segunda mano
  • Usa shampoo y acondicionador sólidos
  • Busca centros de reciclaje para llevar lo que ya no se puede reusar
  • Usa servilletas de tela

Si generas menos residuos, reduces la huella de carbono y puedes vivir un estilo de vida más simple, gastas menos, ayudas al planeta, contribuyes a la economía local y te da una natural satisfacción.

Karen Puertas

Autor

Marketera especialista en social media.

Otras notas

A %d blogueros les gusta esto: